Declaración de principios

Esta crisis nos ha servido para darnos cuenta de las carencias del sector nupcial, de la poca o nula visibilidad que tenemos ante la sociedad y autoridades. Nos hemos propuesto poner en valor a nuestro sector y para ello estamos creando distintas líneas y equipos de trabajo encaminados a dar visibilidad a la asociación y su misión. Vemos necesario crear una mesa de trabajo con las autoridades pertinentes para poder conseguir los objetivos que tenemos marcados a corto y medio plazo, y que son:

  1. Ser reconocido como un sector “independiente” al de la hostelería, solicitar un espacio propio en el BOPV y una clasificación de actividades económicas propias. 

    Dentro del sector nupcial hay profesionales de la hostelería que también representamos. Algunos se dedican solo a bodas y han sido excluidos de las ayudas del gobierno al sector hostelero. Por otro lado, hay una gran cantidad de empresas y profesionales de la fotografía, fincas de bodas, wedding planners, djs, vídeo, maquillaje… que se dedican exclusivamente a las bodas y no han recibido ningún tipo de ayuda, habiendo trabajado nada o muy poco desde la irrupción de la pandemia. Nuestros eventos tienen características diferenciadoras a hostelería y por ello requieren de un trato y medidas distintas. Mientras que en los establecimientos hosteleros no hay control de quien entra y sale, en nuestros eventos son personas del mismo núcleo familiar y entorno, se sabe con exactitud quienes asisten.
  1. Reivindicar al Gobierno Vasco ayudas y subvenciones a fondo perdido para el sector nupcial, similares a las concedidas a hostelería.

    Nuestro sector no puede permanecer parado durante más tiempo. Es necesario tomar decisiones que aseguren nuestra supervivencia. Consideramos imprescindible la adopción de medidas económicas que palíen la situación de extrema vulnerabilidad que afrontan nuestras empresas y profesionales actualmente. Por eso vamos a exigir ayudas directas al sector nupcial y la inclusión de los autónomos en todas las ayudas transversales.
  1. Proponer a las autoridades una serie de medidas para que nuestros eventos tengan menos restricciones, sean más seguros y por ende nuestros clientes tengan más confianza y podamos trabajar más. Estas son algunas de las medidas:
    • Desinfección del espacio los días anteriores y posteriores de cada evento por una empresa autorizada.
    • Lista de invitados asegurando la trazabilidad en este tipo de eventos al recopilarse aquella información necesaria de los asistentes y acorde a la ley de protección de datos.
    • PCR, tests rápidos, 30 minutos antes del evento realizados por personal cualificado.
    • Control de temperatura, lavado y desinfección de manos al entrar en los espacios.
    • Limpieza y desinfección de baños, pomos y pulsadores cada vez que sean utilizados por un invitado o invitada.
    • Colocación de purificadores de aire Covid Winix Zero para interiores. 
    • Presentación de un plan estratégico para poder realizar los cócteles de pie así como recuperar las pistas de baile.

  2. Diferenciar dentro del propio sector nupcial los distintos espacios de bodas. Cada espacio tiene unas características distintas y se debe diferenciar entre ceremonias, cócteles, banquetes y bailes exteriores o interiores. 
  1. Valorar la posible incursión en la Asociación de Autónomos de Euskadi. Esta asociación a su vez está interconectada con la Asociación de Autónomos Nacional y creemos que nos puede ser de gran impulso y ayuda. También estamos trabajando en la línea de poder colaborar con distintas asociaciones afines a la nuestra.

Estos son los objetivos que los socios y socias fundadoras hemos considerado prioritarios. Somos conscientes de que tenemos mucho trabajo por delante, y sabemos que hay bastante más que reivindicar. Por ello te invitamos a subir a bordo.